19 de marzo de 2010

Un segundo de inspiración

Como un destello de luz que cruza como un rayo mi mente, y se va posando entre hilo e hilo.
Tan breve como la caída de una gota de lluvia en la palma de mi mano.
Tan efímero como la arena escapándose entre mis dedos, como intentar abarcar el océano con mis brazos durante un segundo, tan frágil como guardar mi vida entre hojas y letras que se me escapan de las manos.
Tan suave como un suspiro que huye rozando todo a su paso, tan nostálgico como el más gris de los otoños.
Débil, pero quiere ser persistente, como las dudas entre un mar de sentimientos, y quiere ser eterno, pero es incapaz de mantenerse en la inestabilidad de mi mente.

Es sólo un segundo de inspiración, imposible de conseguir cuando lo deseas, que llega en el instante más inesperado, y desaparece tan rápido como viene, huye dejando atrás una estela con ese complicado sabor amargo que se fundirá en el paladar de mi sensibilidad desesperanzada.

Y es un dolor tan satisfactorio a su manera, que a pesar de todo lo que me hace sufrir, no puedo dejar de desearlo, y aunque se haga de rogar una y otra vez, seguiré accediendo y estando, como de costumbre, a sus pies.


-Rescato un borrador que tenía por aquí~

1 comentario:

Nirei dijo...

Es realmente maravilloso, lo adoro.