16 de noviembre de 2013

haiku I


el tiempo se detiene
cuando cae una hoja
del árbol que plantamos