2 de marzo de 2012

Se me hace extremadamente raro pensar que detrás de cada cara que veo por la calle hay una vida lo mismo de compleja como me puede resulta a mi la mía. A pesar de esto, de que me resulte muy difícil creérmelo, me paso el día inventando historias que encajen con la expresión (facial y corporal) de muchas de las personas que pasean por mi vida, sin ni siquiera haber escuchado alguna vez su voz. Algún día me gustaría saber si mis suposiciones son ciertas o no, o si al menos van bien encaminadas.

4 comentarios:

ChioSama dijo...

"y ver la cara de laila en el rostro de aquel bajista entre un millón" me recordó mucho a esa frase n.n

Te quiero mucho, Rebe

Nirei dijo...

Es algo que nunca he hecho, y sin embargo he oído a mucha gente oír hablar de eso.

Sabe dijo...

A min tamén me pasa o primeiro, me flipa que TODA a xente que ves ten as súas cousas, familia, amigos, un pasado... Todas as cousas que pra min son un mundo, me parece que as teñen eles en "pequeniño", pero pra eles son todo. Jaja me estou liando.
O de inventar historias da xente a min si que non se me dá, pero me gustaría.

Anónimo dijo...

Sí, solemos pensar muchas veces que lo que nos sucede a nosotros no les sucede al resto, que somos diferentes. Esto mismo pero de forma exagerada deriva al fin y al cabo en la base del solipsismo.
La verdad es que si por ejemplo existe el amor a primera vista, es que anticipadamente ya estamos inventándonos una historia que encaje con esta persona,y jugamos con ésa ilusión. O por poner otro ejemplo, tratamos de adivinar qué se esconde tras la persona que escribe y nos formulamos seguramente una opinión a veces aproximada y otras veces totalmente errónea.
"Admirador Anónimo"
(no me paso por aquí desde el 2010 xD)